Iva incluido.

Transporte incluido.

 

PRESENTACIÓN

8 solomillos ibéricos 

Aprox. 2800 gr/3200 gr ( 8 a 16 personas )  22,17  €/kg

Envasado al vacío.

 

ESTADO Y SERVICIO DE ENTREGA

El solomillo ibérico se entregará (en piezas completas sin filetear ), siempre por una empresa especializada de transporte de productos de frío, que mantenga la cadena de frío desde el lugar de origen, durante todo el recorrido hasta la dirección de entrega solicitada.

 

SOLOMILLO IBÉRICO

El Solomillo Ibérico es una pieza situada entre la columna vertebral y las costillas inferiores del cerdo ibérico y extraído de la parte lumbar del animal presentando una textura fibrosa característica y siendo una de las piezas más conocidas por el público en general.

 

COMO COCINARLO

El solomillo ibérico es una de las piezas del cerdo ibérico con menos grasa. Esto nos hace que su cocinado sea más óptimo en plancha que en la parrilla. Aunque si tienes la suficiente destreza de cocinarlo a la brasa sin que pierda demasiado sus jugos, puede ser también un gran plato. Digamos que los cortes con más grasa infiltrada como el secreto, la pluma ibérica,… acepta de mejor agrado la brasa, mientras que los cortes más magros como el lomo o el solomillo estarán listos con un breve paso por la plancha (en la parrilla se deshidratarían y quedarían secos). Lo más adecuado es utilizar la plancha.

Nunca echarle sal a la carne antes de ponerla en la plancha.

El solomillo se puede hacer entero o en medallones.

Las plancha debe estar muy caliente. Añadir un poco de aceite para que la carne no se pegue. El objetivo es que la carne se ponga crujiente y se dore rápidamente creando una costra -reacciones de maillard- que impida que la carne pierda sus jugos. La carne no requiere varias vueltas. Con una basta.

Una vez se ha dorado por una cara damos la vuelta a la pieza y le añadimos sal por la parte ya dorada. La otra cara se le añadirá sal cuando se sirva la carne en el plato.

El solomillo al ser una pieza más gruesa hay que dejarla un poco más de tiempo en la plancha pero ya con menos intensidad de calor para que termine la cocción en su parte interna. Esta cocción última se hará primero a una cara y luego a la otra.

Una vez terminada la cocción de la carne, se servirá en plato.

Si el plato en el que se sirve, previamente se ha calentado, esto ayudará a que la carne que nos comamos mantenga mejor el calor hasta el último trozo que comamos, evitando así que los últimos trozos estén fríos.

Listo para comer.

 

¡Buen provecho!

 

 

 

 

Solomillo Ibérico 8 unid. (350gr - 400gr)

€70,95Precio
    • LinkedIn - Círculo Negro
    • Facebook
    • Twitter
    • Instagram
    • YouTube
    ¿En qué te puedo ayudar?

    Diseñado por:

    botón_whassapp.png