Se acerca la montanera

Llegan las primerias lluvias y como cada año, en octubre, la dehesa se transforma y comienza a tomar vida. Una vez brotada la hierba, las encinas y alcornoques nos sorprenden con la maduración de sus frutos y marcan el inicio del período más genuino de nuestro entorno natural: es el comienzo de la montanera en la dehesa.



La Montanera

La montanera es la última fase de cría del cerdo ibérico de bellota. Generalmente comienza a principios de octubre y dura hasta finales del mes de Marzo. Durante la época de montanera el cerdo ibérico vive en libertad en la dehesa, lo que les permite andar a sus anchas y variar su dieta. Llegan a andar 10 y 12 km buscando sus bellotas preferidas.

El ejercicio es lo que permite que las grasas se infiltren entre las fibras musculares, infiltrado característico y exquisito de la carne ibérica. Y realiza su engorde natural alimentándose exclusivamente de bellotas y pastos naturales.



La Dehesa COLORYN tiene más de 400 hectáreas de dehesa que sirven de escenario natural para la cría de sus cerdos 100 % ibéricos , de donde procede el mejor jamón de bellota100% ibérico en el Parque Natural de la sierra de Andújar. Un cerdo ibérico que disfruta de 2 has de terreno por animal.

Cuando un cerdo ibérico entra en montanera no pesa más de 115kg, y deberá engordar durante este período un mínimo (61 días) de 46 kg a base de bellotas y hierbas de la dehesa.

Los cerdos pueden comer 10kg de bellotas al día y llegan a engordar un 1 kg diario. Durante toda la montanera, un cerdo, puede llegar a comer cerca de 900kg de bellotas y 330kg de pastos. Según la norma, 1,25 animales por hectárea es la capacidad máxima que podrá albergar una dehesa.

En el monte, además de alimentarse de bellota, sus preferidas, se alimenta de hierba, setas, frutos del otoño matorrales y todo aquello que encuentra apetecible en la dehesa. Toda esta variedad de alimentos contribuye a dar la infinita variedad de matices que encontramos en los jamones ibéricos de bellota.



Los diferentes tipos de bellota

La bellota de encina y la de alcornoque se diferencian en una serie de características morfológicas y fisiológicas. El alcornoque tiene dos maduraciones en montanera, una más temprana sobre mediados de octubre, cuyas bellotas se conocen como “brevas” y son más gordas; y una más tardía con bellotas más pequeñas y redondas. La encina solo madura una vez a partir de noviembre y produce bellotas más alargadas. En cuanto al sabor, la bellota de encina es más dulce y jugosa, y los cerdos ibéricos la prefieren a la de alcornoque, que es más amarga y astringente.

El valor del cerdo ibérico en la conservación de la dehesa es incalculable, y los beneficios de la bellota en la cría del cerdo ibérico aportan una calidad nutritiva muy superior a la de otros alimentos. Esta es una de las razones por la que se mantiene cada vez con mayor prestigio la cría tradicional del 100 % ibérico en montanera, a pesar de haber irrumpido con fuerza en el sector el resto de sistemas productivos que no contemplan una base territorial obligada en la dehesa.



22 vistas
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • YouTube
¿En qué te puedo ayudar?

Diseñado por:

botón_whassapp.png